Imagen destacada de Caló des Màrmols

Caló des Màrmols: Cala virgen de arenas blancas

Mucha es la gente que disfruta de los arenales con todo tipo de servicios, con sus entornos urbanizados y el bullicio del resto de bañistas alrededor. Sin embargo, si eres de los que escapan a todo esto, aquí tienes una excelente opción. La recompensa luego de una caminata de poco más de una hora tiene nombre y apellido. Caló des Màrmols. Un precioso rincón virgen en medio de la naturaleza, rodeado de altos acantilados y con sus arenas blancas como el mármol.

 

 

Como llegar a Caló des Màrmols

La cala se encuentra a medio camino entre el Faro de Ses Salines y Cala S’Almunia. Por esta razón podremos elegir entre estas dos opciones para arribar a la cala. Ambas son rutas son sencillas de seguir aunque no es recomendable realizarlas cuando el sol brille en todo su esplendor. La caminata puede llegar a extenderse por algo más de una hora y, bajo un sol fuerte, puede ser agotadora. Es fundamental ir bien protegido contra el sol y llevar abundante agua. También tener en cuenta que la cala no cuenta con ningún tipo de servicio, por lo cual deberemos cargar con todo aquello que necesitemos para pasar el día.

 

 

Desde el Faro de Ses Salines

Desde nuestro punto de vista, la mejor opción a tomar. Es relativamente fácil aparcar el coche y la ruta algo más corta. Para llegar al Faro de Ses Salines debemos dirigirnos hacia Santanyí y coger la carretera Ma-6100, Colonia de Sant Jordi. Tomar dirección es Llombards para, una vez fuera de la localidad, continuar hasta coger el desvío hacia el camino del Far des Cap de Ses Salines. Al final del camino es donde podremos dejar el coche. Desde aquí bajamos a la costa por un pequeño sendero a nuestra derecha. Ya frente al faro, cogemos hacia nuestra izquierda y caminamos unos cinco kilómetros hasta llegar a Caló des Màrmols.

 

 

Desde Cala S’Almunia

Esta opción es interesante por el hecho de poder visitar Cala S’Almunia antes de comenzar a caminar hacia Caló des Màrmols. Otro punto a favor es que en el camino tendremos la posibilidad de ver unos yacimientos talayoticos y visitar Sa Cova des Drach. Llegar a Cala S’Almunia puede ser algo confuso y el número de aparcamientos está bastante muy controlado. Para llegar a la cala hay que salir de Santanyí hacia Cala Llombards, coger Carrer de S’Almunia y aparcar. Luego, bajar las escaleras que nos llevan a la cala para comenzar a caminar hacia nuestra derecha, por un sendero que nos llevará a Caló des Màrmols. La ruta es de unos seis kilómetros y esta totalmente señalada.

 

 

Caló des Màrmols

Luego de una linda caminata podemos disfrutar de esta hermosa cala. Virgen y salvaje. Entre acantilados, de fina y blanca arena. Mar cristalino y tranquilo. Una cala para descubrir y cuidar.

 

2 Comments

  • Jose Antonio

    21 julio, 2018 at 8:04 am

    Realmente una Cala para descubrir. La descubrí curiosamente buscando Calas apartadas con el Google Maps. Y me hice ambas rutas en el mismo fin de semana, la del Faro un sábado y S’almodia el domingo y coincido que la mas facil es el Faro, pero espectacular la se S’almodia. Una belleza. Tengo que volver.

    Responder
    • Rincones de Mallorca

      22 julio, 2018 at 11:56 pm

      Es verdad que la ruta desde S’Almunia es distinta. Otra ventaja es el poder disfrutar de ambas calas, con el plus de visitar Caló des Moro. Lamentablemente, las últimas dos, están tan masificadas que cuesta disfrutarlas en su plenitud. Sobre todo Caló des Moro, donde es imposible dejar si quiera una mochila por la falta de espacio. Por el contrario, desde el faro también tienes la posibilidad de visitar más de una cala en el mismo día. Cogiendo hacia mano derecha te topas con Es Caragol. Hermosa cala virgen, amplia y con un mar espectacular. Otra opción a tener en cuenta. Gracias por el comentario José Antonio!

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.