Imagen destacada Torre de sa Mola de Tuent

Torre de sa Mola de Tuent: Inexpugnable atalaya

En el término municipal de Escorca se encuentra la Torre de sa Mola de Tuent. Edificada a finales del siglo XVI, domina la costa norte de la isla. Esta se alza entre Cala Tuent y La Calobra. La torre fue habilitada como observatorio de vigilancia aérea y se comunica con más torres. Entre ellas está la Torre des Forat, la Torre de Na Seca, la Torre des Bosc y la Torre de Lluc.

 

 

La Torre de sa Mola de Tuent

La torre cuenta con unos ocho metros de diámetro y doce metros de alto. Está constituida por dos cuerpos superpuestos. El más bajo mide unos dos metros y medio y es de forma troncocónica. Seguido existe un anillo de piedra, de forma semicircular que se sale del perfil de la torre y separa los dos cuerpos. Finalmente, se levanta el segundo cuerpo de la construcción, de forma cilíndrica y de iguales características que el primero. El acceso a la torre es por medio de una puerta a unos cinco metros de altura. Sobre la fachada de la torre encontramos una escalera para facilitar la llegada a la misma. Una vez dentro podemos llegar al techo, donde se encuentra un cañón de defensa en perfecto estado.

 

 

Como visitar la torre

El camino a la torre toma unos 45 minutos desde la Ermita de Sant Llorenç, en el término municipal de Escorca. Se ha de subir por un estrecho sendero, a veces poco visible pero perfectamente marcado con fitas. La subida es bastante empinada y se debe sortear un paso algo dificultoso que, al contar con la instalación de unos cables y escalones de hierro, se realiza sin problemas.

 

Información práctica de la excursión a la Torre de sa Mola de Tuent

    • Grado de dificultad: Moderada.
    • Tipo de ruta: Circular.
    • Distancia: Unos 3Km.
    • Tiempo estimado: 1 hora y media de camitana efectiva. Sin contar el tiempo de paradas y el que disfrutemos de la torre.
    • Track orientativo de la ruta

 

 

Vistas de postal

Si hay algo que caracteriza este hermoso emplazamiento son sus vistas. Desde el primer momento en que se comienza el ascenso a la torre se puede disfrutar de preciosas vistas de Cala Tuent, el Puig Major y la Tramuntana. Una vez alcanzada la cima, desde el nivel superior de la torre, se es capaz de observar unas panorámicas inigualables de la costa norte de la isla.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.